28 de marzo de 2017

Huevos de pascua tejidos a crochet: origen y patrón




Leyendo sobre el origen de los huevos y el conejo de Pascua, descubrí que se trata de una tradición antiquísima. Algunas de las antiguas civilizaciones del hemisferio norte ya celebraban la llegada de la primavera regalando huevos decorados, como símbolo de fertilidad. 

Posteriormente el cristianismo estableció la festividad de la Pascua precisamente al inicio de la primavera y continuó con la tradición de regalar estos huevos decorados.

El conejo de Pascua surge de la tradición de esconder huevos decorados por la casa o el jardín para que los niños los busquen y encuentren durante la mañana del domingo de Pascua. 

A los pequeños se les cuenta que es el conejo de pascua quién esconde los huevos. Pero este conejo es una herencia de los pueblos pre - cristianos del norte de Europa, que lo consideraban un símbolo de fertilidad, asociado a las celebraciones de las fiestas de la primavera. 

Independientemente de las creencias religiosas, me parece una idea estupenda la de celebrar la llegada de la primavera. 

Así que con motivo de esta festividad y haciendo mío el lema de una amiga: «Yo, a todo lo que sea celebrar, me apunto», he tejido algunos huevos y caritas de conejo para jugar con la Mona a buscarlos, ¿Qué le parecerá el juego, le gustará? ¡Espero que así sea!

Y tú, ¿cómo celebras estas fechas, juegas a esconder huevos para que tus hijos los encuentren el domingo de Pascua, regalas huevos decorados a tus allegados o tal vez a tus ahijados, decoras tu hogar con ellos? Cuéntame.

Sea como fuere, aquí te dejo el patrón para que puedas tejerlos tu misma, es una labor súper sencilla, así que ¡anímate y DIY!

Material:


- Lana de distintos colores y grosor 3 - 4 mm.
- Aguja de ganchillo número 3’5.
- Aguja lanera.
- Relleno sintético.
- Tijeras.

Puntos utilizados:


 - Punto bajo: PB.
 - Aumento: Aum.
 - Disminución: Dis.

Patrón:


 - Tejer anillo mágico de 6 PB.
 - Tejer un 1 aum. en cada PB (total 12 pt).
 - Tejer 1 PB + 1 aum. y repetir durante toda la vuelta (total 18 pt).
 - Tejer 2 pb + 1 aum. y repetir durante toda la vuelta (total 24 pt).
 - Tejer un PB sobre cada PB (total 24 pt).
 - Tejer 2 PB + 1 aum. y repetir durante toda la vuelta (total 32 pt).
 - Tejer un PB sobre cada PB (total 32 pt).
 - Tejer 3 PB + 1 aum. y repetir durante toda la vuelta (total 40 pt).
 - Tejer un PB sobre cada PB (total 40 pt). Repetir durante 8 vueltas más.
 - Tejer 3 pb + 1 dis. y repetir durante toda la vuelta (total 32 pt).
 - Tejer un PB sobre cada PB (total 32 pt).
 - Tejer 2 pb + 1 dis. y repetir durante toda la vuelta (total 24 pt).
 - Tejer un PB sobre cada PB (total 24 pt).
 - Tejer 1 pb + 1 dis. y repetir durante toda la vuelta (total 16 pt).
 - Tejer 1 dis. en cada pto (total 8 pt).
 - Tejer 1 dis. en cada pto (total 4 pt).
 - Cerrar y cortar la hebra.


  Como siempre te digo, cualquier duda que tengas, por favor, pregúntame, estaré encantada de ayudarte.

Blogger Tricks

21 de marzo de 2017

Patrón patucos de ganchillo tipo merceditas

La semana pasada, buscando inspiración, encontré un grupo en Facebook en el que comparten sus creaciones, patrones, ideas, y dudas sobre ropa tejida para bebés, si te interesa se llama Patrones con encanto para bebés, es un grupo cerrado así que tienes que solicitar unirte al grupo, a mi me encantó la idea así que envié mi solicitud. 

En cuanto me aceptaron y tras dar las gracias (dicen que de bien nacido es ser agradecido) a Conxa (la administradora del grupo), dejé mi primera aportación: estos patucos de ganchillo tipo merceditas que tejí hace tiempo para la Mona y que ya habréis visto por aquí.


Parece que a las tejedoras del grupo les han gustado mucho estos patucos, porque me han dejado un montón de comentarios y «me gusta». Algunas de ellas también me preguntaron si podría mostrarles el patrón. 

Así que, amiga tejedora, por petición popular y tras revisarlo y hacer alguna modificación, aquí lo dejo. Yo creo que son unos patucos muy sencillos y se tejen en un ratín, pero si tienes cualquier duda, por favor, no te cortes y pregúntame.

Material:

- Aguja de ganchillo nº 2’5mm.

- Hebra para ganchillo del nº 2’5mm ó 3mm.

La talla es primera puesta, la suela tiene unos 8,5 cm de largo (mi bebé tenía un pie pequeñín), si quieres que quede más grande puedes utilizar una aguja de número mayor, una hebra más gruesa o aumentar puntos proporcionalmente.

- Empieza por aquí:

Teje una cadeneta de 19 puntos y continúa siguiendo el diagrama que te muestro a continuación:


Una vez terminada la suela, debes tener 50 puntos.

Comienza a levantar el zapatito, para ello vas a utilizar:

- Punto alto: PA.
- Punto bajo: PB.
- Disminución: dis.

1ª vuelta: Teje todos los puntos a PA (total 50 puntos).

2ª vuelta: Teje todos los puntos a PB (total 50 puntos).

3ª vuelta: Teje 17 PB + *(1 dis. a PA + 1 PA)* + repetir de *a* 3 veces + 1 dis. a PA + 19 PB (total 45 puntos).

4ª vuelta: Teje 14 PB + *(1 dis. a PA + 1 PA)* + repetir de *a* 3 veces + 1 dis. a PA + 17 PB (total 40 puntos).

5ª vuelta: Teje 12 PB + *(1 dis. a PA + 1 PA)* + repetir de *a* 3 veces + 1 dis. a PA + 14 PB (35 puntos).

6ª vuelta: Teje 10 PB + *(1 dis. A PA + 1PA)* + repetir de *a* 3 veces + 1 dis. a PA + 11 PB (30 puntos).

Cierra la labor y corta la hebra.

A continuación teje la cinta del empeine:

1ª vuelta: Teje una cadeneta de 26 puntos.

2ª vuelta: Teje 1 PA sobre cada uno de los puntos de la cadeneta.

Cierra la labor y corta la hebra.

Cose un extremo de la cinta en la parte central del lateral interior del patuco y un botón en la parte central del lateral exterior. La cinta se engancha al botón en el espacio que queda entre cada PA por lo que puedes ajustar el patuco al pie del bebé.


Bueno, ya ves que es muy sencillo así que como siempre te digo ¡anímate y DIY!

Por supuesto, cualquier duda que te surja, no te cortes y pregúntame.

¡Ah! y no olvides enviarme una foto de tu labor terminada, me encantará verla.

7 de marzo de 2017

Pulpitos solidarios para bebés prematuros

A principios de febrero leí un artículo en un periódico que hacía referencia a cierta investigación que se había desarrollado en un hospital danés. En esta investigación habían observado el efecto positivo de colocar un pequeño muñeco junto a cada bebé prematuro que se encontraba en la incubadora.

 No se trata de un muñeco cualquiera, sino de un pequeño pulpo tejido a ganchillo. El bebé, que durante meses ha jugueteado con el cordón umbilical mientras estaba en el útero materno, se siente reconfortado al tener entre sus manos los tentáculos del pequeño pulpo, que le recuerdan, precisamente, a ese cordón umbilical con el que está tan familiarizado.

Pulpo crochet

Al parecer, la compañía de estos pulpitos tiene efectos relajantes y muy positivos en los pequeños prematuros, que se sienten más seguros y tranquilos. 

Los resultados de esta investigación fueron tan positivos que inmediatamente la iniciativa se ha extendido por numerosos hospitales de todo el mundo y aquí es donde las crocheteras nos hemos puesto manos a la obra y andamos como locas tejiendo pulpitos solidarios, para ayudar a que estos pequeños se sientan más tranquilos y acompañados en sus primeros días de vida.

En España ya hay varias organizaciones proporcionando de forma gratuita pulpitos a los hospitales que se han sumado a esta iniciativa, una de ellas es Pulpitos Solidarios, para la que yo ya he tejido mis primeros pulpitos y que sigue las pautas marcadas inicialmente desde Dinamarca por Spruttegruppen

Si tú también quieres colaborar, en su página web pulpitossolidarios.es o grupo de Facebook Octopus for apreemie España puedes encontrar toda la información necesaria, los hospitales con los que colaboran, los puntos de entrega, el patrón original (traducido al español), las dimensiones del pulpo, y el material que puedes utilizar, todos estos datos son importantes y deben ser respetados, ya que por ejemplo los tentáculos no deben sobrepasar los 22cm de largo, el hilo debe ser de algodón 100% natural y de unas características concretas de lavado y centrifugado, el relleno debe ser hipoalergénico..., por lo que te recomiendo que revises las pautas a seguir en la web o en el grupo de Facebook.

Por otra parte, también debes saber que si por algún motivo el pulpito que has tejido no pasa finalmente el control de calidad, no va a ser desechado, en lugar de ir a la unidad de prematuros irá a la de oncología para los niños que están ingresados allí.

Aquí te enseño alguno más de los que he tejido yo.

pulpo crochet


Al final va a resultar que sí, efectivamente, el pulpo es un ¡animal de compañía!

28 de febrero de 2017

5 gorros infantiles de animales

Un gorro es uno de los artículos más sencillos de tejer, lo más fácil es tejer una pieza recta y fruncir uno de los extremos para cerrarlo, pero el método más común es ir tejiendo una serie de aumentos o disminuciones, dependiendo de si has comenzado el gorro por el extremo de la coronilla o el de la frente. Una vez que sabes tejer un gorro básico puedes hacer muchas variantes y tendrás gorros diferentes y originales.

Aquí te dejo algunas ideas de gorros de animales, la base es un gorro tejido con dos agujas al que he añadido algunos complementos y el resultado es súper original y divertido.

Gorro de pollito:

Este gorrito lo tejí siguiendo el patrón de un libro chulísimo que se titula precisamente Gorros de animales, de Fiona Goble. Si te animas con esto de los gorros de animales te recomiendo este libro porque tiene 35 modelos diferentes de distintos niveles y los explica todos fenomenal. Este de pollito se comienza a tejer por la parte más ancha y se van haciendo disminuciones hasta terminar en el piquito de la coronilla.


Gorro de rana:

Hace varios años mi amiga Andrea me pasó una foto de Pinterest de un gorro con ojos saltones de rana y me preguntó si podría tejer uno igual. Me inspiré en aquella foto para sacar mi propio patrón, pero tejido con dos agujas porque el gorro de la foto que Andrea me pasó era de ganchillo y a mí me gusta más como quedan los gorros tejidos con dos agujas, tengo la sensación de que se ajustan mejor. Este fue el resultado:


Gorro de elefante:

Lo mismo hizo mi prima Bea, encontró una foto en internet de un gorro que le pareció muy gracioso, uno de elefante con un lazito. Al igual que el gorro de la rana, estaba tejido a ganchillo, pero yo lo tejí con dos agujas y así fue como quedo:


Gorro de gatito:

Este fue el primer gorro que tejí cuando los gorros con orejas empezaron a ponerse de moda, lo hice siguiendo un patrón de la fantástica Esperanza Rosas, de Tejiendo Perú (si no la conoces pásate ya por su página, es una maestra fabulosa). Como fue el primer gorro de animalitos que tejí, lo guardé con mucho cariño soñando con el día en que pudiera ponérselo a mi bebé, ese día tardó en llegar, pero llegó y este es el gorro que la Mona utiliza hoy.



Gorro de Osito:

Mis amigas Verónica e Isabel quedaron encantadas cuando vieron el gorro de gatito, pero ellas preferían las orejas redondas en lugar de puntiagudas, así que volví a la página de Tejiendo Perú en busca de las orejas redondas, y este es el gorro que llevaron sus niños.


 Verdad que son muy divertidos, ¿cuál es tu preferido?, !a mí todos me gustan un montón! 

21 de febrero de 2017

Madresfera Blogger's Day 2017

Tres días después aun arrastro algo de la resaca que me dejó el Blogger's Day 2017 de Madresfera.

         Creé mi blog empujada por el entusiasmo de dos amigas encantadas con las prendas para bebé que tejía. Al principio la idea era comercializarlas pero tuve que ser realista y entender que lo que un rato puede ser terapéutico para la artrosis de mis manos podía ser muy perjudicial si lo convertía en mi medio de vida; por eso cambié el enfoque del blog y me centré en enseñar y transmitir a los demás mis conocimientos y pasión por las labores.

Siguiendo los pasos de mi prima Keka (de Mamá se escribe con K), me inscribí en la plataforma Madresfera y acudí a mi primer evento las pasadas navidades. Era perfecto para mí, ya que consistía en pasar la tarde tejiendo y merendando por una buena causa: colaborar con Save the Children y su labor humanitaria en Grecia. Me sentía un poco desubicada, al ser mi primer evento no conocía a nadie y aunque siempre he sido una persona extrovertida, con la edad me he vuelto un poco comodona y esto de acudir sola a un evento me intimidaba un poco. La experiencia fue fantástica, la tarde pasó volando y cuando me quise dar cuenta corría hacia casa cual Cenicienta sin zapato, «¡se me hace tarde!»

Me preguntaba cuándo sería la siguiente ocasión en que podría disfrutar de otro agradable rato rodeada de mamás blogeras cuando salieron a la venta las entradas para el Madresfera Blogger's Day 2017. ¡Ay, no me lo quería perder! Así que pregunté a Mama K si a ella y sus amigas les importaría acogerme por un día y compré la entrada contando los días que quedaban para la reunión.

El 18 de febrero llegué al Museo del Ferrocarril cargada de ilusión, ganas de pasarlo bien y conocer gente nueva. La jornada no me decepcionó, Mama K me presento a su pandilla y el día pasó casi volando entre charlas, ponencias, sorteos, risas, encuentros, abrazos, más risas y algo de comer. Me fascinó el buen ambiente, la alegría, como gente que apenas se conoce de relacionarse en redes sociales forma una familia tan cohesionada y unida y me encantó el subgrupo que integra a los papás blogueros.

El momento de los premios llegó y allí estaba yo, rodeada de súper mamás blogeras, las conocía desde hacía sólo unas horas y me emocionaba cada vez que sus nombres aparecían como finalistas en las distintas categorías y ni te cuento cuando tres de ellas recibieron premio: al blog revelación para Bebé a Mordor, al mejor blog del año para ¿Y de verdad tienes 3? (y yo sentada al lado de las dos, ¡qué emocionante!) y al mejor blog de manualidades para La fábrica de los peques.

                    

Y como las chicas ya habían previsto que el día se nos quedaría corto, Luz de Ha nacido una mamá se encargó de buscar restaurante para alargar la jornada con una cena estupenda. Y entre risas, vinos y cócteles nos dieron las dos de la mañana.

Muchas gracias a Madresfera por haber creado algo tan bonito, una comunidad en la que sus miembros se aprecian, se respetan y se valoran. Muchas gracias porque algo que une y crea vínculos de esta forma es ejemplar y bello. Una comunidad positiva, creadora y alegre en la que compartir experiencias, conocimientos, anécdotas y risas, muchas risas. Y quién mejor para capitanear esta nave que una sonrisa líder.

Muchas gracias a Sara, Maribel, Eulàlia, Lorena, Vanesa, Julia, Mamen, Luz, Emilia, Olga y a todas las demás, disculpadme, ¡sois tantas y tengo un jaleo de nombres! Muchas gracias por acogerme, por hacerme sentir una más, por un día emocionante de alegre jolgorio, de risas y lágrimas (cuantas emociones). Deseando que surja la siguiente ocasión de disfrutar juntas.

Y por supuesto muchas gracias a MamaK, por abrirme las puertas de su pandilla y por estar pendiente de mí todo el día.

¡Fue un día excepcional!